Blog de ViejoSabio

Muchas veces lo que no se halla cuando se busca, sale al encuentro cuando no se busca. Seneca

El venía con el corazón medio muerto y roto de su ultimo amor que lo dejo moribundo.

Ella con el alma llena de vida, peleando para que su cuerpo no la abandone, también medio moribunda, y llena de preguntas sin respuestas.

El acudió en su ayuda, sin que ella lo pidiera: el haciendo lo que mejor sabe hacer: pelear por la verdad y la justicia.

Se reencontraron después de muchísimos años, se fundieron en un gran abrazo de salvación (sin saberlo), hablaron durante días, horas interminables; se contaron todo lo que les había sucedido en aquellos años que no se vieron. Lloraron juntos, rieron y finalmente se reconocieron y reencontraron tal cual eran por aquel entonces; el tiempo los fundió como un gran corazón y se armaron de coraje y de amor...

Ambos medios muertos, revivieron como el Ave Fénix de sus cenizas y comenzaron la historia esta de vivir.

 Ambos sin rumbo , decidieron unir caminos...

 Ana Veteri


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: